Blogia
.

1090 - 1094

Reino de Tarain
(Hinduismo Civilizado Nación Abierta)
Tatyardanhana II, Señor de Tarain
Diplomacia:

El gran Tatyardanhana, Señor de Tarain, había empeñado sus esfuerzos en lograr hacer de la portuaria Jatpur el gran centro de comercio marítimo del reino; a mediados del año 1090, lo había conseguido por completo: los barcos de Jatpur, repletos de mercancías exóticas y de primera necesidad llegadas del exterior. A partir de aquel año, el comercio exterior se iba a convertir en la prioridad de Tarain.

Pero no fue todo cuanto se realizó en aquellos años referido a mejorar la situación interna del país, ya que, además de muchas ampliaciones en infraestructuras realizadas por todo el territorio del Reino, igualmente se realizaron las importantes obras de mejora que convirtieron los caminos que unían Delhi y Culcat en auténticas carreteras pavimentadas al modo romano, con ladrillos en sus zonas más importantes y un ancho que permitía el paso cómodo de cualquier carromato durante todo su trayecto.
Además, se construyó el círculo acorazado alrededor de la ciudad de Culcat.

En lo referido a política exterior, una vez cumplidos sus compromisos con el Tibet, a quien se envió alimentos como tributo para evitar ataques de saqueo, el Señor de Tarain destinó al General Gupta a servir como diplomático en la capital del Imperio Ghaznavid, la gran urbe de Kabul, donde pasó varios años en la corte (que lo recibió con los brazos abiertos) trabajando para mejorar las relaciones entre ambos reinos.

Y mientras el Señor Tatyardanhana II contraía matrimonio con una noble de 32 años, a quien doblaba la edad, y dedicaba el resto de sus días a gobernar la nación y hacer nuevos hijos a su nueva esposa, se produjo el extraño viaje del heredero Dil'Bahadur que tanto daría que hablar a lo largo y ancho del reino.

El Príncipe Dil’Bahadur había recibido las órdenes de tomar y colonizar la isla de Kutch. Ahí lo hizo, subiendo a un barco en Jatpur y partiendo de camino a la isla a donde arribó sin dificultades al encontrar la mar en calma. Allí desembarcó, a la vista de los marinos que hasta la isla lo habían llevado, y alzando las manos proclamó que Kutch pasaba a formar parte del Reino de Tarain.

Se cuenta que un grupo de habitantes de Kutch, ligeramente armados, salieron hacia las playas y tomaron contacto con el Príncipe Heredero. Le preguntaron amablemente por los motivos que lo habían llevado hasta la isla, y cuando Dil'Bahadur les informó de que habían sido conquistados por Tarain rompieron a reír. "¿Quién nos conquista?", preguntaron. "Yo mismo", respondió Dil'Bahadur. "Tú... ¿y quién más?", quisieron saber entonces los habitantes del lugar realmente interesados.

Fue entonces cuando el Príncipe Heredero de Tarain, el Noble Dil'Bahadur, cayó en la cuenta de que se había dejado el ejército en Jatpur.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres